.

.

lunes, 8 de septiembre de 2008

El Frío



Hace no mucho,
Tu sonrisa y tu mirada
Ocupaban todo mi universo;
Buscaba tu rostro
En los demás,
Tu risa resonaba,
cristalina en mis oídos,
y cada sueño que construí
era para los dos.
Se ha convertido,
De la noche a la mañana,
en quimeras.
Es tiempo de decir adiós...
La noche me acompaña,
Y con ella las caricias
Y los besos que no me darás.
La silla vacía,
La cama demasiado grande,
Y el frío,
El frío del desamor.
Tirito, sigo tiritando,
Nada me consuela,
Nada me resguarda
De ese frío que me recorre
Y se agarra a mis entrañas,
Y lloro,
Pero no por ti,
Sino por los sueños
Que ya no se cumplirán.
Mis lágrimas no se ven,
Corren como ríos
Por mis venas,
Hasta mi corazón,
Que está anestesiado
Y sigue latiendo.
La noche es muy larga
Y mi cuerpo añora caricias;
Ninguna mano,
Ningún aliento que aleje el frío,
El frío del desamor.


Selene

Este es un poema que escribí hace un mes. Mi ánimo estaba fatal, pero ahora me encuentro mejor.

2 comentarios:

amor es libertad dijo...

selene: el mundo está lleno de gente, ánimo, todo sigue y sigue para bien

bs

Selene dijo...

Sí, ya sé que hay más peces en el mar, pero cuando lo escribí estaba en otra fase y me encontraba fatal. Ahora estoy en la fase de "¿por qué prefiere a una maruja convencional sin luces?"

Gracias por tu visita.