.

.

lunes, 2 de agosto de 2010

Possente spirto

Mi abuelo me hizo descubrir la ópera, hace muchos años. Y ahora quiero dedicarle mi aria favorita, de la que se ha convertido en la ópera que más me gusta: L'Orfeo, de Claudio Monteverdi. Para ti, abuelo, por todo lo que me has enseñado.

1 comentario:

Simonetta Vespucci dijo...

Bendita la hermosa herencia dejada y bendita la persona que la legó y también quien la recibió..
Un abrazo...