.

.

jueves, 5 de agosto de 2010

Jardín secreto (poema)



Se dejaba acariciar por los segundos
que pasaban por delante de aquel paisaje...
No deseaba abandonar aquel lugar en el que se refugiaba,
su burbuja del tiempo,
la crisálida en la que se ocultaba,
para convertirse en mariposa.
Allí dejaba atrás el mundo gris,
los sinsabores cotidianos,
las almas en pena con las que se tropezaba,
día a día...
No, nunca se iría del todo
de aquella tierra sagrada,
donde habitaban los seres de su mente,
las hadas que bailaban en los claros de los bosques,
los fuegos fatuos,
los personajes de sus relatos.
Siempre guardaba la llave en su corazón,
y nadie más que ella podría entrar
en ese jardín secreto.



Noemí Valle

4 comentarios:

Simonetta Vespucci dijo...

Exactamente asi es,solo una misma posee la llave de su jardin,podemos intentar compartirlo de alguna manera con otros,describirlo e incluso atisbar,adivinar,los jardines de los demás...pero en nuestro Jardin siempre estamos realmente solos,ese es el precio de tener un mundo interior semejante..
Desde mi jardin,un beso vuela hacia el tuyo...

Simonetta Vespucci dijo...

Hola otra vez...
Te he dejado una Cajita de Tesoros en mi blog..
Un beso..

Selene dijo...

Muchas gracias, Simonetta. Acabo de leer tu precioso post.
Muchos besos.

Al Hrrera dijo...

Un precioso poema para un preciosa tarde. Es un placer pasar por aqui. Saludos...