.

.

sábado, 24 de julio de 2010

Junto a los ríos de Babilonia



La voz hermosa de una mujer, Ofra Haza, que murió en el año 2000, siendo muy joven. Para ella, que en esta canción describe las bellezas de Jerusalén, Yerushalaim Shel Zahav (Jerusalén de oro), este salmo que recuerda el exilio de los judíos en Babilonia y su nostalgia de Jerusalén.


Junto a los ríos de Babilonia
nos sentamos a llorar con nostalgia de Sión;
en los sauces de sus orillas
colgábamos nuestras cítaras.


Allí los que nos deportaron
nos invitaban a cantar;
nuestros opresores, a divertirlos:
«Cantadnos un cantar de Sión».


¡Cómo cantar un cántico del Señor
en tierra extranjera!
Si me olvido de ti, Jerusalén,
que se me paralice la mano derecha;


que se me pegue la lengua al paladar
si no me acuerdo de ti,
si no pongo a Jerusalén
en la cumbre de mis alegrías.




Salmo 136

2 comentarios:

Simonetta Vespucci dijo...

Bellisima voz,bellisimo salmo...
Siempre es un placer visitarte..
Un abrazo..

Selene dijo...

Fue una gran cantante que por desgracia murió muy joven, y en unas circunstancias muy tristes. Jerusalén es una ciudad que siempre he querido visitar, pero cualquiera se atreve, con lo que ocurre por allí. En cuanto al salmo, me quedó grabado cuando lo escuché por primera vez, hace muchísimos años.