.

.

miércoles, 28 de julio de 2010

Caricias invisibles (poema)




El aire gira y se arremolina;
ella juega con lo invisible,
siente la caricia en sus cabellos.
Una música suena a lo lejos,
como el susurro de los árboles;
sus hojas mueren en los brazos del viento.
Ella sueña despierta,
esperando verle a él,
deseando ver su rostro amado;
bailando con el viento
imagina que está con él,
que sus manos son reales,
manos que acarician,
que juegan con su pelo.
Desea sentir su aliento,
escuchar su voz clara,

Sueña con abrazarle a él,
y no al viento.

3 comentarios:

Simonetta Vespucci dijo...

Un poema hermosisimo.
A veces el viento toma forma y se produce el milagro.
Un beso..

Selene dijo...

El viento es un recurso literario muy útil, que a mí me fascina.

Un beso

Neytiri dijo...

Esas cosas pasan a menudo, el "soñar despierta"anticipando casi de una forma mágica que el amado llegará en algún momento, a veces pasa también que el amado es como el viento , no lo vemos pero lo sentimos, al jugar con nuestro cabello y soñamos o recordamos su fresco aliento...hermoso poema, gracias.