.

.

jueves, 22 de julio de 2010

Cielo (poema)



La brisa de la noche acaricia su rostro;

sus ojos parecen profundos y tranquilos,

aunque esconden todo un mundo tras sus pupilas.

Un mundo que solo le pertenece a él,

que es inalcanzable,

como lo es un suspiro.

Aferrarse a su cuello es imposible;

pues nunca nadie ha logrado jamás

atrapar lo que es infinito.

3 comentarios:

Simonetta Vespucci dijo...

Atrapar lo Infinito es imposible..
Precioso poema..Nunca dejes de escribir..
Un abrazo en desvelo..

Ħαррy єyєs dijo...

Libertad

Selene dijo...

Gracias a las dos por vuestros comentarios.
El desvelo a veces hace maravillas para la creatividad...