.

.

viernes, 17 de febrero de 2012

Margherita (poema)
















Margherita,
asomada a la ventana,
escucha las notas
que se deslizan,
desde el piano,
como una caricia...
Los pináculos de Duomo
remontan el vuelo,
hacia el cielo nublado;
Milán envuelta en grises,
en canciones y voces
de quienes recorren sus calles,
Milán, tierra de promesas,
de sueños por cumplir.
Margherita ve pasar los días,
los meses caen
sobre las hojas de los árboles,
desgrana,
en oraciones,
el sueño del éxito,
de aplausos en La Scala;
plegarias de días y noches,
contemplándole,
ante el piano,
componiendo.
Busseto está tan lejos,
pero aquí,
en Milán,
está la gloria...


Noemi Valle




Margherita Barezzi fue la primera esposa de Giuseppe Verdi, a quien animó a vivir en Milán, para que encontrara la fama como compositor, convencida de su valía. Murió muy joven, el 18 de junio de 1840, con solo veintiséis años. 

1 comentario:

"Simonetta Vespucci" dijo...

Bellas palabras que trasladan en el tiempo a los instantes privados de unas vidas públicas,los sentimientos encontrados de nostalgia y éxito,el corazón de una gran mujer tras un gran hombre..
Un abrazo querida amiga..