.

.

domingo, 7 de agosto de 2011

Lo nunca hallado (poema)


Signos de vida y muerte,
proyectados en la cúpula,
junto a un cúmulo de estrellas
que se apagan lentamente...
Células que se transmiten
en una cadena interminable,
de sangre que recorre las venas
de generación en generación.
Cielo e infierno se unen en un mismo ser,
que despierta un día a oscuras,
buscando la luz de la razón.
¿Dónde encontrar la verdad?
¿Dónde el signo de lo grandioso?
Como el firmamento esconde
el mapa del tiempo,
en él busco la respuesta a mis preguntas,
en él me pierdo
y me convierto en mi otro yo...
No encuentro la voz que me responda,
solo veo girar a los astros,
y sigo mirando por la ventana del tiempo,
por si escucho la voz...


Noemí Valle

2 comentarios:

Simonetta Vespucci dijo...

Maravillosas y profundas palabras,es cierto que el cielo y el infierno están juntos dentro de un mismo ser:ese que encuentras en el espejo cada mañana y cada noche en tu almohada..
No dejes nunca de escribir.
Escucharás la Voz.
Un beso,y buena semana...

PEMM dijo...

Tal vez las respuestas esten en las preguntas...
Preguntate y responderas...Todo es tan solo uno...
La unidad es multiple como su concepcion...
La gran respuesta eterna esta tan solo oculta en la humilde pregunta...Un abrazo!!