.

.

martes, 18 de octubre de 2011

Foto fija de una tarde de otoño (poema)



Recuerdos borrosos,
que se escurren
con las gotas de lluvia
en una tarde de otoño...
Creí saberlo todo
y no supe leer las lágrimas
que no derramabas
cuando mirabas al pasado.
Esos días no volverían
y lo sabías de sobra...
Ahora miro por la ventana
y te busco a ti,
como tú buscaste a quienes se fueron,
muchos años atrás.
La lluvia cae en mi alma,
en mis entrañas;
un frío recorre mis miembros
como un río de hielo,
y busco el abrigo de tus besos,
las tardes de mi niñez,
las fotos en blanco y negro,
como una tabla de salvación.
Las hojas caen,
un año más,
y seguirás siendo ese rostro
que sonríe en una foto,
y te mantendré así,
en mi memoria...



Noemí Valle

2 comentarios:

Simonetta Vespucci dijo...

Los que se van siempre se quedan de alguna forma,no solo en las fotos viejas,sino dentro de los innumerables recovecos del alma..
Un gran abrazo..

Mar-Giverny dijo...

Nuestra vida se compone entre otras cosas de momentos vividos, unos qeu desearíamos volver a vivir y otros todo lo contrario. El poema huele a otoño:)