.

.

jueves, 17 de marzo de 2011

El espíritu del samurai (poema)


Silencio y muerte...
la tierra abre sus fauces
y devora a sus hijos.
Los dedos de la muerte
mueven los hilos
que convierten un solo segundo
en una desolación;
padres que buscan a sus hijos,
entre los pedazos rotos de su vida.
silencio,
otra vez silencio
después de las lágrimas.
El viento helado de una noche eterna
se cierne de nuevo
sobre todos los que ayer reían...
El espíritu del samurai cabalga solo,
entre la niebla,
entre los fantasmas que caminan
a tientas,
en una tierra resquebrajada.
La herida se abrió de nuevo,
una herida que nunca se curó,
y la muerte, invisible,
se quiere llevar su aliento,
helar el rostro del samurai
en un gesto de furia,
pues nunca se rendirá...



Noemí Valle

1 comentario:

BLACKWIND dijo...

Describes a un ser humano con arrojo, pero con sus miedos como nos pasa a todos.
http://diezdenoviembrede1975.blogspot.com/