.

.

lunes, 11 de mayo de 2009

Francesco Petrarca: Bendito sea el año, el punto, el día... (poema)

Vuelvo a Petrarca y a traer un poema suyo, pues sin los clásicos no existiría el arte más sublime. El amor, descrito por él, es tan ardiente como lo podría vivir cualquiera en estos tiempos. Prometo que el próximo poema será uno de los míos, mientras, disfrutad de este, que hará sombra a cualquiera de mis versos, para qué negarlo.


Image Hosted by ImageShack.us


Bendito sea el año, el punto, el día...


Bendito sea el año, el punto, el día,
la estación, el lugar, el mes, la hora
y el país, en el cual su encantadora
mirada encadenóse al alma mía.


Bendita la dulcísima porfía
de entregarme a ese amor que en mi alma mora,
y el arco y las saetas, de que ahora
las llagas siento abiertas todavía.


Benditas las palabras con que canto
el nombre de mi amada; y mi tormento,
mis ansias, mis suspiros y mi llanto.


Y benditos mis versos y mi arte
pues la ensalzan, y, en fin, mi pensamiento,
puesto que ella tan sólo lo comparte.





3 comentarios:

Han Solo dijo...

Muy bueno la verdad
es alucinante
como describe un amor tan maravilloso

muchos besos

Raven dijo...

Bonita forma de describir la casualidad de un encuentro... *casual causalidad*

Basurero Usurero dijo...

Claro, la gente quiere ver tu prosa. Suerte.