.

.

sábado, 23 de junio de 2007

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Recuerdo recurrente, que busco abandonar, y a veces se cuela en mi memoria, en mi consciente de puntillas y me roba el sosiego. El dolor y la rabia asoman su rostro tras la cortina, se agazapan y te atacan cuando estás más confiado.
Si yo hubiera dicho algo en su momento, si hubiera podido quitarme la espina, tal vez ahora no sufriría de la misma forma, sabría enfrentarme a situaciones parecidas y no sería vulnerable...
No sé qué hacer, solo sé que sufro cada día la envidia y la paranoia de alguien de quien dependo para ganarme la vida.

2 comentarios:

mr.pickwick dijo...

trabajamos durante demasiadas horas al día cómo para encima tener que aguantar a alguien así; me imagino que es algo horroroso; y tienes razón, debes hacer algo aunque la situación es dificil
pués parece que esa persona tiene más poder que tú; seguro que tú eres mas eficaz que ella y eso la hace ser así; de ahí la envidia y la paranoia...
a veces hay que dejar las cosas claras y dar un puñetazo en la mesa...
un beso guapa .
a10

Pd,pickwick es el protagonista de los papeles póstumos del club picwick, una maravillosa novela por entregas de charles dickens; si tienes la oportunidad, leela es divertidísima; todon un clásico...

HOMERO dijo...

Esa situación no puede seguir permanentemente. Te vas a enfermar de los nervios. La paciencia y la comunicación son las mejores consejeras en este asunto. Si ya no puedes hacer nada; ya sabes que tienes que emigrar o aguantarte. He estado incomunicado por 4 dias pero creo que ya estoy de regreso.Un beso amiga. H.